miércoles, 23 de noviembre de 2011

Algún final feliz



V1: Besándose desnudos bajo las sábanas una sonrisa se dibujó en sus rostros que duró la eternidad en la que permanecieron abrazados.


V2: Besándose desnudos bajo las sábanas una sonrisa se dibujó en sus rostros que duró hasta el momento en el que él roncó.


V3: Besándose desnudos bajo las sábanas una sonrisa se dibujó en sus rostros que duró hasta que fueron a limpiarse.


V4: Besándose desnudos bajo las sábanas una sonrisa se dibujó en sus rostros que duró hasta que se percataron de que el condón estaba roto.



<= Con hilo musical

sábado, 8 de octubre de 2011

¿Buena suerte?

Consigues algo sin conseguir lo que consecuentemente conlleva.
La fortuna no te mira nunca de frente y evita tu mirada.
Sabe que si te mira te debe algo. Entonces, sin querer hacerlo,
te da un premio de consolación. Te querías autocompadecer,
pero ya no puedes. Te ha dado un premio cuya magnificencia
está velada por su aparente insignificancia. Pero tú sabes
que al fin y al cabo le caes bien. Y tienes lo que no tendrías
si hubieses conseguido lo que entonces querías.
¿He de darte las gracias por esto, o he de seguir odiándote
en sesgado odio?

El juego de perder.

Miró a su oponente a los ojos. Le devolvió la mirada. Le habría gustado poder esconder su temor y su rabia detrás de una máscara de indiferencia como la que vestía el rostro del otro. Ambos se giraron hasta quedar espalda contra espalda. Comenzaron a dar pasos largos, lentos y rítmicos ante la atenta mirada de sus padrinos, del juez y de la mujer por la que se había producido este molesto y triste acontecimiento. ¿Merecía la pena? Su vida por una mujer. ¿Sentiría ella algo tras su muerte? ¿O sería enterrado sin mayor dolor que el del enterrador? Ya no había marcha atrás. El amor hizo decidir sin querer hacerlo. Ambos llegaron al límite de los pasos y giraron resignados de vida ajena. Dos disparos sonaron. Uno acertó en carne. El otro se perdió. Uno caía. Otro no. Y uno veía cómo lo que él pensó que sería su despedida era un desengaño, una palmada de alegría, una sonrisa...

Pues no espera.

Y piensas que el tiempo te espera. Cada cosa que haces te espera.
Pero no. No espera. Y menos por ti. Tiene mayores problemas por los que preocuparse.
Siempre piensas en un futuro cercano que nunca llega. Siempre "ya lo haré".
Pero a lo mejor tampoco puedes hacer nada, porque no depende de ti ni de tu tiempo,
sino del tiempo de otro o de otra. Depende de que si aprovechas tu tiempo
jodes el de ella. No puedes hacer nada si no estás seguro. Pero joder!!
¿Cuándo estamos seguros de algo?
¿Debes intentarlo sin estar seguro, o debes tragarte a ti mismo?
Callar lo que piensas ahora, que puede ser contrario luego.
Es mejor no pensar. Pensar te hace daño cuando no dañas.
Pero hace daño cuando a ti no.
Es mejor callar y no doler al otro. No debes. Lo dice tu conciencia.
Lo dice el sentido común. Lo dice...
Pero qué dices tú...

domingo, 14 de agosto de 2011

Fut(d)uro

Melancólico miras por la ventana recordando los lejanos tiempos de llana felicidad. Días en los que tumbarte debajo de la mesa de tu cuarto, pasar la tarde jugando en la calle o beber calimocho desde las 10 de la mañana podían ser tareas que hacerlas no te suponían ninguna consecuencia. Ahora ves que la vida se empieza a escapar de tus manos mientras tiras las horas por la letrina del trabajo pero tienes miedo de echar el ancla y parar en seco para poder tomar tus decisiones. Tienes tanto miedo. Y tienes tanto tiempo…

martes, 17 de mayo de 2011

Guiño de la vida

Miras a los lados y ves una vez más a la misma gente. Mirada perdida y rostros serios.

Ese no es tu sitio y lo sabes. Y ellos también.

La habitación empieza a oscurecerse.

Algo falla, todo se hace pequeño. Y la habitación sigue osureciéndose.

Corre. ¡Corre! No pares. Quieres mirar atrás. Pero tú corre. Sigue mientras te pincha el aire en los pulmones. Sigue adelante sin desfallecer. Empujas, apartas, saltas y las lágrimas empiezan a resbalar por las mejillas. Algo falla mientras alrededor, todo pierde su luz.

Ahora, solo queda el gris que está dejando paso a un negro porvenir.

<= Con hilo musical

jueves, 21 de abril de 2011

Voces

Si chillan, les callan.
Si silban, les tapan.
¿Hasta dónde tienes derecho a manifestarte...
....y que se te oiga?

lunes, 11 de abril de 2011

HAND OF DOOM

El crujir de vuestros huesos es armonía par mis oídos. El mecer de los manguales alimenta mi intención.
Os aplastaré con la palma de mi mano como a un dátil. Ninguno quedará con vida. Ninguno quedará sin ser muerto.
A los cobardes los perseguiremos. A los rendidos los ejecutaremos. Y a los valientes les daremos por fin descanso.
El polvo cubrirá vuestros cadáveres hasta que la lluvia os entierre en barro. Les daremos un festín a los gusanos.
Ninguno escapará de mi mano de destrucción.

lunes, 7 de marzo de 2011

Conociendola


Te despiertas pronto, sales al portal y partes bien acompañado al Rastro. Metro, punkis, Les Varietes (si no recuerdo mal) acordeón y de más instrumentos en ristre, plantas, grinders, y llaveros. La Latina y vuelta al Rastro. Comida en Pirámides y fábrica de Mahou en ruinas. Casa, siesta, peli y vuelta a la calle con uno de más (moro-oso y oso-poso cuidan la guarida). Atocha, Observatorio astronómico, el Prado visto por el culo. Balcones, fachadas, esquinas y calles descubiertas con intención de descubrirlas. Y llegar a Cibeles. Banco de España, Palacio de Correos, Bellas Artes... bellas todas en esta ciudad. Gran vía, a cenar y Paseo del Prado pá casa, que el Prado había que verle de cara.

<= Con música again

martes, 1 de marzo de 2011

Tú, yo, estos, estas, nosotros...


Juego con la litrona vela, juego con el cirio. Trasteo por internet me paso youtube otra vez y el que también es "tú" pero en porno. La wikipedia me la se entera y minijuegos no tiene secretos para mi. ¿Dónde estais? Necesito una cerveza en vena, ver una peli o sentarnos a filosofar y liarnos uno de esos Pueblo secorros mientras oimos a Bach (y Gogol, y no-me-fex y...).

<= Con temita musical

jueves, 24 de febrero de 2011

M-81


Quedaste lejos, lejos en el espacio y en el tiempo. Añoro esos días en los que miraba al cielo pensando todo lo que podría estudiar en él... y ahora, cuando lo miro camino del trabajo no puedo más que pensar en cuantas cosas se quedan atrás, atrás en el espacio y en el tiempo. Atrás sin saber si volverán o si ya hay que olvidarlas.

jueves, 17 de febrero de 2011

De peluche II

Osito, oso, osete, osín, peluche, peluchete, peluchín, peluchito, rico, riquito, riquín, ricochura, ricochez te llaman. Pero para mí siempre serás mi buen amigo Mor-oso.

De cuando en cuando

De cuando en cuando no pienso en ti.
Me abarcas y me gusta.
Me gusta que la pasta de dientes ya no dure tres meses.
Que dure sólo uno y medio.
Que cuando me gire en la cama me choque contigo.
Que las sábanas no me queden grandes.
Me sobra el mundo. Y me sobra el espacio que no ocupas.
Quiero que seas tú quien me obstruya las venas.
Que no me regales rosas ni palabras.
Que me regales tu cuerpo.
Quiero las dos mitades de debajo de tu espalda.
Quiero cuarto y mitad de los cuatro tercios de ti.
Rebobinar tu cara una y mil veces recién despertada.
No me sueltes la mano.

viernes, 11 de febrero de 2011

... Si puedes

Un segundo intento. Te acabas de fumar un canuto de mariguana y te pones a escribir.
No piensas nada decente realmente, no te concentras en nada y por tanto algún insurgente incrédulo pensaría que no tienes nada que decir. Pero se equivoca, no puedes parar de escribir.
¿Que no tiene mucho sentido? Puede, pero es así. PIerdes el hilo de una conversación con tus dedos aunque realmente no se dijo nada conexo. De hecho no se dijo nada. Te pesan los dedos, los párpados. Te pesan los codos. Alguien ha aunmentado la gravedad al menos a 15m/s^2. Se agotan las ideas estas de mierda. Te quieres ir a dormir pero te pesa el culo. La cabeza se sostiene en el hombro porque el cuello no puede. Hale, vete a dormir... si puedes.

viernes, 28 de enero de 2011

Tampoco debe ser todo tan malo

Llegas tarde por culpa del transporte público, sales más tarde de lo habitual por ello y porque una vez más tu jefe te exige más de lo que puedes dar. Hoy apenas comes rápido algo de comida rápida, hipercalórica e hipoalimentícia. A duras penas llegas a final de mes con el sueldo de un trabajo que te impide desarrollarte tal y como pensabas hacerlo al terminar tus estudios. Tampoco debe ser todo tan malo. Montas en el vagón de vuelta a casa, rodeado de otras tantas caras largas que como la tuya maldicen el día en que se vieron sumidas en este nuestro pozo de mierda. Pero ahí entra esa señora con un pequeño querubín entre los brazos, y con sonrisa bobalicona todos empezamos a jugar con su mirada mientras hacemos divertidos gestos que dejan nuestros problemas en el fondo del cerebro. Si somos capaces de volver a sonreir, tampoco debe ser todo tan malo.

PD: Misteriosamente, este mismo efecto lo consiguen los cachorritos de los animales. ¿Porqué?

jueves, 20 de enero de 2011

De Peluche

A veces nos miramos pero no nos decimos nada.
Otras nos miramos y... tampoco.
Sólo me transmites paz. A veces también me miras con superioridad.
Ya sé que me sacas ventaja en eso de restregarte por el pecho de las chicas del sofá.
Aún así me caes bien Mor-oso. Aunque estás loco. Pero me caes bien.
Algún día yo también seré de peluche y seré yo quien se restriegue por los cosenos de las chicas.
Mis ojos serán de plástico negro como los tuyos.
Eres parco en palabras, pero se agradece. A veces mola que te escuchen con orejas llenas de gomaespuma.
Que no te opinen.
Sí. Me caes bien Mor-oso.

viernes, 14 de enero de 2011

Tengo el amor caído...

... Pero es que cada vez que te veo se me levanta.

martes, 11 de enero de 2011

Marchita


La lluvia salpicaba su cara cuarteada como un cartón viejo. Húmedo. Gotas resbalaban por sus mejillas como antaño hicieran sus lágrimas. Frente a la ruinosa iglesia, otrora resplandeciente, esperaba como cada día desde hacía años aferrada a su pútrida rosa. Un sólo pétalo quedaba sujeto a su marchita esperanza. Recordaba la carta que le escribiera desde el frente. Recordaba la promesa. Recordaba que todo acabaría pronto y volvería. Recordaba. Pero el recuerdo sólo se burlaba de su promesa. Un rayo iluminó triste el cetrino rostro mojado mientras una melancólica brisa arrastraba el pétalo que se alejaba. Se alejaba. Temblorosa vio cómo se alejaba sin siquiera darle la oportunidad de despedirse. Quieta. Cerró los ojos. El cielo continuó llorando por ella. Y un último latido gritó al viento para que la llevara con su pétalo.

jueves, 6 de enero de 2011

Amores difíciles


Corro, miro atrás y tú me sigues.

Huyo de tí pero eres implacable.

Hay más como tú pero eres única.

Siempre anduve detrás tuyo y hoy... las cosas están al revés.