lunes, 1 de febrero de 2010

Mi sueño, mi realidad, mi espera...


Vivo un sueño despierto casi todos los días de la semana, en el venzo a grandes de todos los lugares, realizo retos imposibles, y muestro mis capacidades ante cientos de personas. Y me despierto cada vez que paro de entrenar y sigo con la vida que permite que me costee este vicio. ¿Será posible convertirme por fin en profesional con mis 62 años? ¿Debería empezar ya a dar clases y a presentarme en torneos? ¿Tendría que haberme aventurado antes a cumplir mis deseos?

4 comentarios:

Pitufa dijo...

No solo de sueños vive el hombre...

Vecu dijo...

Sales en la foto un poco desmejorado, jusjus. Y efectivamente no sólo de sueños vive el hombre, y tú menos.

Pitufa dijo...

sigues soñando???
a ver si es que te ha dado algo!!

lasa dijo...

Sigo soniando si... Aunque mi suenio a bajado de su misticismo y ahora solo es el deseo de volver a tener interneeee en casa o saber descapar el del curro...

Pero eso si, seguimos escribiendo aunque no publiquemos tanto.