viernes, 22 de mayo de 2009

Noche sin fin


La cafeína galopa por las venas. Llevamos despiertos mucho tiempo y hemos dormido poco los últimos días, pero es lo que tienen los exámenes. En la cocina de su resi, él me mira, yo le miro y ya me río, se lo que va a hacer, esta vez no es una duda, no por la forma en la que se le tuerce la mirada. Y ahí va, me propone ganarme 10 libras de manera fácil, veo el reto y ya se acojona y empieza otra vez a adornarlo. Muchacho, no me cambies las apuestas, ahora claro que no tengo cojones de hacerlo. Nos reímos, fumamos un piti, pastilla de cafeína y estudiamos otra hora y pico. ¿Quién dijo que las temporadas de exámenes son malas? Lo malo es suspender... y si lo piensas bien, hasta le pillas el encanto.

2 comentarios:

Vecu dijo...

Joder tío, te imagino aceptando cualquier reto absurdo. Qué te propuso? He visto la escena en mi cabeza xDD, hasta las caras que pondrías xD. Pos hoy en teoría quedamos para hablar del viash, pero vamos, conociéndonos a lo mejor no acabamos hablando dello, y eso que es el motivo de la quedada. A lo mejor te llevo un cd con música, los últimos descubrimientos del chache.

Ale, que te den pimpum.

lasa dijo...

¿Se quedó para hablar de algo? ¿Todo quedó en nada?

Lo de que me proponía... casi que mejor no saberlo, pero de esas ha habido muchas a lo largo del año. ¡Si al final le echaré de menos!

Ale, fackiu, repito, fackiu