miércoles, 22 de marzo de 2017

Siguiente, siguiente, siguiente.

Hace poco me estaba leyendo una trilogía de Mago la Ascensión, y me gustó tanto que lo leí muy parecido a como hago las instalaciones y desinstalaciones en Windows, "siguiente, siguiente, siguiente". Pasaba páginas sin si quiera leerme dos palabras del contenido de cada una. Un poco malo el libro. Y no pude evitar sentir que ése es el modo en el que entró mi vida desde que no te tengo. Lo único que hago es darle al botón de "siguiente" para pasar página, para pasar tiempo, para que la desinstalación termine. Pero no acaba nunca. Es siempre la misma página la que aparece cuando doy a "siguiente". La misma página la que aparece a cada paso. Tú. Tú eres cada página. Cada paso. Tan sólo va cambiando el modo en que te voy percibiendo dentro de mí. El modo en el que se van transformando las emociones y sensaciones. Vivo esperando que por fin aparezca de una maldita vez el botón "Finalizar".

2 comentarios:

Ziortza Moya Milo dijo...

Qué buena metáfora la de las instalaciones interminables de Windows con una historia de amor que tampoco podemos acabar. Espero que pronto aparezca la palabra mágica de "finalizar" y la desinstalación sea un hecho.
Abrazos

Vecu dijo...

Qué guay, dos comentarios de lady Ziortza, honor ilimitado :)
Maldito Windows, maldito amor, malditas setas, maldito cocinero.
Muchas gracias por tus comens y un abrazo teletubiesco.