martes, 31 de enero de 2017

Si fueses una vampira.

Como las garras de un Gangrel has horadado profundos surcos en mi carne. Igual que un Giovanni, has hundido tus colmillos en mi garganta provocando más dolor que éxtasis mientras la sangre se derrama. Silenciosa como un Assamita me has dejado solo. Has logrado, como un Malkavian, volverme loco con tus veleidosos caprichos y sentimientos. Has destruido con la brutal potencia de un Brujah los pilares sobre los que mi alma descansaba. Y me has cubierto de sombras y oscuridad como un Lasombra. Si fueses una vampira, pertenecerías a todos los clanes.

No hay comentarios: