domingo, 1 de enero de 2017

Restos de ti.

Lo que ayer estaba tan claro, es hoy su contrario. Lo que hoy es el contrario de ayer, mañana será su antónimo. Por qué cuando creía que sólo quedaban reminiscencias tristes de ti, me doy cuenta de que no es así. Me doy cuenta de que todavía sigues en mi cabeza. Quedan restos de ti en mi sangre. En mis mejillas. Sigues estando idealizada en mis manos. Todavía hay restos de ti en mis pulmones. En mis recuerdos. Quedan restos de algo que ya no es, que nunca fue y que jamás será. Por qué mis pensamientos siguen girando una y otra vez en torno a ti. Cuánto tiempo se tarda en borrar cualquier rastro de amor. Cómo se olvida a alguien. Dime cuál es el truco para borrar todos los restos de ti en mí como tú has hecho con los míos en ti.

2 comentarios:

Ziortza Moya Milo dijo...

Hola Vecu, he leído algunos de tus últimos microrrelatos y me lo he pasado muy bien (hace tiempo que no pasaba por aquí). Como siempre este en concreto sobre el desamor, es de los que mas me ha emocionado. Tienes una sensibilidad especial para hablar del desgarro que supone un amor no correspondido. Ese estado en el que crees que ya está todo olvidado, pero de repente vuelve... Ya sé que es una frase hecha, pero es el tiempo el que lo borrará todo.

Gracias por tu visita, te mando un abrazo.

Vecu dijo...

Abrazo recibido :)
Muchas gracias por dejarte caer por estos lares y comentar, halágasme. Tus visitas, incluso cuando sean silenciosas, son siempre bien recibidas y esperadas.