domingo, 4 de septiembre de 2016

Todo lo que sigo queriendo de ti.

Te sigo necesitando, como el heroinómano necesita su dosis. Sigo queriendo escuchar tu voz, poderla tener como hilo musical de mi vida. Quiero tener inmortalizados en cuadros diseminados en la galería de mi cráneo todos los gestos que te sientan tan bien. Quiero leer y escuchar música contigo. Quiero seguir fumando por ti. Que los pasos de mi sombra vayan al ritmo de la tuya. Que nos suden las manos porque llevan todo el tiempo abrazadas. Quiero vivir contigo todo lo que he imaginado y querido vivir contigo. Quiero no tener que pensarte en pasado. No quiero que pases. No quiero que pases a conjugarte en pretérito perfecto simple, que seas siempre presente de indicativo. Quiero que la única sábana que me tape sea tu cuerpo. Quiero las dos mitades perfectas de debajo de tu espalda, y toda su prolongación. Quiero pisarte otra vez cuando bailemos. Me parece que sigo queriendo demasiadas cosas que no voy a volver a tener.

No hay comentarios: