miércoles, 6 de julio de 2016

La última dedicatoria.

Sus ojos se desangraban. Se irritaron. Se deshidrataron. Lloraron. Le dedicó sus lágrimas. Esa era su última dedicatoria para ella. Era lo único que le quedaba por dedicarle. Habría muerto por ella y había muerto por ella. Esas lágrimas fueron la última dedicatoria que la hacía.

No hay comentarios: