domingo, 26 de junio de 2016

La compra del mes.

Iba con el carrito de la compra esquivando zombies. Muy plagado de escoria el supermercado. Él sólo quería comprar tranquilo, ¿era mucho pedir? Estaba cogiendo la caja de cereales, muy decidido, cuando escuchó a su lado una sobrecogedora conversación. El padre había ido con su pareja a comprar, mientras la ladilla que habían criado molestaba, y le dijo a ella: "Mamá, estoy donde los...". ¿Mamá? ¿Había escuchado bien? Sí, había escuchado de puta madre. Si la naturaleza hubiese sido justa, ella habría abortado y ahora no le estarían perturbando con sus apelativos de mierda. Arrancó el carrito para alejarse lo antes posible de allí. Se fue a la sección de limpiadores específicos y limpiadores generales. Otra pareja hablando de una boda. ¿Pero de verdad se habían propuesto joderle la paz, que últimamente escaseaba? A ver, so sosos, no vayáis a la puta boda esa y así no tendréis que sufrir decidiendo el color de su corbata de arreglado perdedor presuntuoso a juego con su vestido de elegante zorra sofisticada. Ni le martirizaríais con vuestras majaderías. Salió espantado de aquel pasillo. Pero la situación no mejoró. Una señora gitana de edad indeterminada (no sabía si podría conocer la edad contando las barrigas), acompañada de su hija gitana de dieciséis años y su nieto de entre cero y un años. Despliegue de ensordecedores ladridos, volúmenes más allá del desagrado, chándales que rasgan retinas. En fin, se había encontrado con todo aquello que no querría nadie encontrarse mientras hace la compra del mes. Ya bastante difícil es tener que ir a comprar como para que todos los infraseres te lo pongan más difícil. Se fue a la caja tan rápido como se lo permitía el carrito. Las ruedas vibraban. El agarrador temblaba. Las cosas se caían y se removían dentro del carro formando un revoltijo. Por fin alcanzó la caja. "Rápido cajera, cóbreme todo esto y acabe con mi agonía". Se fue de allí aterrado. Deseando que la compra del mes siguiente se prolongase hasta un par de meses siguientes.

No hay comentarios: