sábado, 16 de abril de 2016

Disculpas y agradecimientos.

Perdóname Dios si no soy más agradecido. Si no sé valorar el don de la vida que, después de haberlo meditado durante tanto tiempo, me diste bendiciendo el vientre de mi madre. Perdóname si no soy capaz de ver tu gran Creación sin ojos críticos y como la gran mierda que es. Perdóname si me he cagado excesivamente en Tu persona. Perdóname por no haber sido capaz de creerme con ciega fe Tu gracia divina. Porque no me hace ni puta gracia. Gracias por haber robado la vida de mi madre con la mayor agonía que incluiste en tu gran Creación. Gracias por haberme hecho sensible a la exterminación de tu maqueta a manos de la cúspide de tu obra hecha del barro y del polvo. Gracias por haberme dado como Espíritu Santo un cuervo en lugar de una paloma. Gracias por haberme diseñado para ser capaz de ver que el optimismo es un producto de hipócritas. Que la ilusión no existe más allá de los diecitantos años. Gracias por haberme puesto tantos obstáculos para que vea que de nada vale superarse. Gracias por nada y discúlpame por todo.

No hay comentarios: