domingo, 24 de abril de 2016

Aire molesto.

Me rozas la mano y todo mi cuerpo responde y se yergue. Podría alimentarme sólo del tacto de tu mejilla en la mía. Quiero hacer una ventosa que no se acabe nunca entre nuestras bocas. Quiero que no esté ese molesto aire que separa nuestros labios. Quiero acariciarte el pelo y notar en mi lengua el sabor de tu cuerpo. Que te estremezcas y convulsiones cuando mis dedos te pertenecen es suficiente para mí. Quiero resbalar mi ombligo sobre el tuyo. Que alguien haga el vacío entre nosotros para que no podamos separarnos. Quiero que mi piel absorba tu sudor. No te separes de mí.

No hay comentarios: