miércoles, 2 de marzo de 2016

Idos a la mierda, por favor.

Si os cortasen la tripa sangraríais horchata. Si os trepanasen el cerebro, por el orificio sólo saldría el excreméntico poso de la mierda que os habéis tragado y habéis asimilado como propia. ¡Venga coño! Casaros. Tened mil hijos y sed felices en vuestra insustancial vida de mierda. Compraros un coche. Id de traje a las bodas y comuniones. Experimentad con los jueguecitos que Durex inventa para vosotros. Cambiad de smartphone cada generación y media. Haceros selfies siempre sonrientes y dejando que la hipocresía esconda bajo una enclenque carcasa de felicidad lo que realmente vivís. Idos todos a la mierda, por favor.

No hay comentarios: