lunes, 13 de enero de 2014

Sentimiento oscuro.

Se dejó inundar por la oscuridad. Notaba cómo crecía en él. Le coloreaba. No se entregó al mal. No se entregó al bien. Se dejó templar por el negro. Nunca se había sentido tan neutro y, a la vez, tan decidido. Llamó a sus hermanos los cuervos y emprendió el vuelo.
Hacia ningún sitio.

No hay comentarios: