lunes, 13 de enero de 2014

Recurrencia recurrente.

Quiero abarcar tu boca con la mía. Beber de tu saliva. Que tus labios no pasen frío y que tus dientes choquen con los míos. Notar la rugosidad de tu lengua. Que toda tu sonrisa encuentre albergue dentro de mí. Que toda mi sonrisa no se escape más allá de tus comisuras. Degustarte con los dedos. Calcarte en mi cerebro con mis manos. Hacer ventosa con nuestras bocas para que no puedan separarse nunca. Ojalá pensases como yo. Para así, poder hacer recurrencia del recurrente tema siempre que quisiésemos sin que nos costase. Y, sobretodo, sin que nos cansase.

No hay comentarios: