lunes, 13 de enero de 2014

Prisión musical.

Bailaba y bailaba en círculos al son de la musiquilla tintineante de la cajita de música.
Soñaba y soñaba con poder liberarse de su postura de cisne y salir de aquella prisión musical.
Y sobretodo, deseaba y deseaba poder alcanzar algún día el armario de los soldaditos de plomo.

No hay comentarios: