domingo, 7 de abril de 2013

¡Maldición!

La besó y se convirtió en una hermosa princesa. ¡Maldición! Qué iba a hacer ahora un sapo hecho y derecho en celo como él, con una remilgada y presumida rubia como ella.

No hay comentarios: