jueves, 18 de marzo de 2010

Una reflexión


Cuando yo era pequeño echaban dibujos en la tele en los que hasta un partido de fútbol era violento, los personajes morían y resucitaban constantemente para seguir muriendo y resucitando después. Pero ahora no veo sangre en ningún dibujo animado, dónde estamos yendo a parar. Ahora los dibujos son mucho más sanos, por supuesto, solamente se trata de arrancar a un animal fuera de su hábitat natural contra su voluntad, y meterlo dentro de una cajita que si ya de por sí es pequeña, encoge una vez el bicho está dentro. Pero no contentos con eso le entrenan en el salvajismo para luego organizar peleas de animalitos con otros majaderos, previa cita, ¡y lo peor es que son legales esas peleas! Y para colmo el animal acaba sufriendo el síndrome de Estocolmo, acaba amando al hijo puta de su entrenador.

Desde luego que sí, este tipo de dibujos es mucho más educativo y sano que aquellos en los que cuatro tipos deciden salvar el mundo y son ellos los que se sacrifican por el resto de la gente en lugar de utilizar a un bichito inocente.

Pues bueno, si seguimos por este camino acabaré entendiendo por qué los chavales de ahora son tan cafres.

CITA: No te sacrifiques por salvar el mundo si en su lugar puedes organizar peleas de animales

2 comentarios:

lasa dijo...

Y ¿dónde se quedaron esas series como Médico de familia o Farmacia de guardia? Voy a tomarme otro Gin Tonic antes de irme a dormir para intentar calmar la conciencia...

Pitufa dijo...

y que ha sido del Santa Teresa????