jueves, 1 de octubre de 2009

Siempre puede ir peor


Casi no le dio tiempo a cerrar la puerta cuando su impertinente excremencia salió disparada coloreando la taza. Tras un litro de acuoso escozor pensó que había tocado fondo, pero cuando giró la cabeza y estiró la mano se dio cuenta de que las cosas siempre pueden ir peor.

3 comentarios:

Pitufa dijo...

Alaaaaaa cuanto hij. de p... hay suelto!! como se puede escribir eso en el rollo de papel?? jua jua

Vecu dijo...

Jaj, ya ves. Maldita sea, si yo viese ese rollo de papel no sé si lloraría o me reiría.

lasa dijo...

Las letrinas son unos blogs públicos que deberían valorarse en su medida. No dejemos de ir al baño sin llevar un lápiz con nosotros.