viernes, 28 de agosto de 2009

Recuerda, cobarde


Ahora sólo te queda recordar. Por cobarde, no dijiste lo que tenías que decir. No hiciste lo que ahora crees que harías si estuviese delante. Ya no podrás acariciar, ni sentir el momento en que dos se convierten en uno. No disfrutarás jamás de su respiración en tu cara, ni de su voluntad sobre la tuya. ¿Hay más peces en el mar? Demasiados. Confórmate con guardar su recuerdo hasta que se pierda. Hasta que por cobarde una vez lo pierdas para siempre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta esa foti, que mono

lasa dijo...

Con lo lleno de sentimiento que está el microrrelato... ¿te quedas con la foto?

Yo también.

Vecu, correctito, ¿eh? correctito... :-P